Cómo tener una vida más saludable: 12 consejos

Sep 14, 2020 | 1 Comentario

5/5 - (6 votos)
Granola Keto HEB

Probablemente tengas una muy buena idea de los conceptos básicos sobre cómo tener una vida más saludable.

Algunos primeros pasos obvios hacia un mejor estilo de vida incluyen comer más verduras y superalimentos o reducir el consumo de azúcares y alcohol.

Dormir, meditar, hacer ejercicio y mantener bajos los niveles de estrés son otros elementos clave en la receta del bienestar.

Pero, aunque es fácil escribir sobre todas estas cosas e, incluso, tenerlas presentes en nuestro día a día, ¿cuántos de nosotros podemos decir que realmente ponemos en práctica este tipo de consejos constantemente? 

Tener presentes estas cosas, y estar conscientes de que siempre podemos hacer más por nuestro bienestar y no hacerlo, puede resultar estresante y abrumador. Pero no tiene por qué ser tan complicado.

Tener una vida más saludable es posible si adoptamos un enfoque simple y realista que nos lleve paulatinamente a lograrlo, haciendo cosas que podamos alcanzar todos los días. 

En B’graan estamos comprometidos con la salud de la sociedad mexicana y ponemos nuestro granito de arena ofreciendo productos saludables como granolas bajas en azúcar, endulzante natural de Monk Fruit o harina de coco orgánica, que aportan grandes beneficios a tu alimentación.

Con mucho esmero hemos hecho esta breve guía con algunos tips para que paso a paso puedas empezar a llevar una vida más saludable. Para nosotros, el que hayas llegado hasta aquí significa que estás dando el primer paso y de verdad deseas mejorar tu vida. 

¡Esperamos que nuestra guía te guste y te ayude!

¿Qué es una vida sana?

Para la mayoría de nosotros, “una vida sana” significa que tanto la salud física como la mental están en equilibrio o funcionan bien en conjunto en una persona. 

La salud física y mental están estrechamente vinculadas, por lo que un cambio en una (bueno o malo) afecta directamente a la otra. El secreto para tener una vida saludable reside en el equilibrio.

Por ello, algunos de los tips que te ofrecemos incluyen sugerencias para una “vida sana” tanto física como mental.

¡Aquí vamos!

Consume menos alimentos procesados

Un primer paso (que puede tener mucho impacto en nuestro deseo de llevar una vida más saludable), es mejorar nuestra alimentación.

Tu dieta debe ser balanceada y consistir más en verduras, frutas, carnes magras (como pollo y pavo), cereales y menos alimentos ultraprocesados.

Un alimento industrialmente procesado puede ser cualquiera que haya sido alterado de alguna forma durante su preparación y los encuentras en diversas presentaciones: congelados, enlatados, horneados o deshidratados.

Hay que destacar que no todos los productos procesados son dañinos, aunque la gran mayoría contienen niveles muy altos de sal, azúcar y grasa que, como sabemos, pueden producir obesidad, diabetes y otras enfermedades.

Algunos ejemplos de alimentos procesados que debemos consumir moderadamente o, de preferencia, eliminar de nuestra dieta, son:

  • Cereales de caja
  • Quesos
  • Vegetales enlatados
  • Pan
  • Refrigerios como papas fritas o pan dulce industrial
  • Productos cárnicos como el tocino, salchichas, jamón o salami.
  • Comidas listas para calentar en microondas
  • Refrescos

Ahora, no se trata de seguir un régimen militar. Puedes llevar una dieta saludable y una vez por semana premiar tu esfuerzo comiendo algo que te guste mucho, sin fijarte en qué tan saludable es. Puede ser tu postre favorito o una salida a cenar con amigos.

Cuando hablamos de alimentación, el equilibrio es clave. Notarás que conforme reduzcas el consumo de alimentos procesados y los sustituyas por alimentos sanos, tus niveles de energía se elevarán y tu estado de ánimo cambiará. ¡Te sentirás mucho mejor! 

Como tener una vida más saludable: consumir menos alimentos procesados

Camina más

Es esencial romper con el sedentarismo que muchas veces nos impone la vida laboral. Si tienes cosas que hacer a poca distancia de donde te encuentras, haz el viaje a pie en lugar de usar transporte.

Caminar es una excelente forma de mejorar o mantener tu salud en buena condición. Caminar 30 minutos al día puede mejorar tu salud cardiovascular, fortalecer los huesos, reducir el exceso de grasa corporal y aumentar la potencia y la resistencia muscular.

También ayuda a reducir los riesgos de desarrollar afecciones como enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, osteoporosis y algunos tipos de cáncer. A diferencia de otras formas de ejercicio, caminar es gratis y no requiere ningún equipo o entrenamiento especial.

Al caminar cargas tu propio peso. Esto se conoce como ejercicio de soporte de peso y algunos de sus beneficios incluyen:

  • Mejora la condición cardiovascular y pulmonar
  • Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares e infartos
  • Un mejor manejo de condiciones como la hipertensión, el colesterol alto, dolores musculares y de las articulaciones y diabetes.
  • Huesos más fuertes y mejor equilibrio
  • Mayor fuerza muscular
  • Eliminación de grasa corporal

Para caminar más no hay pretextos. ¡Usa las escaleras en lugar del elevador, bájate del transporte una parada antes de lo acostumbrado, ve a la tiendita caminando, saca a pasear a tu perro (o al de tu vecino)!

Empieza hoy. ¡Pronto empezarás a sentirte mejor!

Reduce el consumo de alcohol

Si acostumbras beber habitualmente, trata de limitar el consumo de alcohol a una o dos veces por semana y bebe lo mínimo posible. Una o dos copas de vino o uno o dos de tus cócteles favoritos cada vez.

Beber menos alcohol tiene muchos beneficios, seguramente ya conoces algunos y otros te sorprenderán.

  • Reducir la ingesta de alcohol no solo es bueno para tu salud en general, también mejora tu apariencia y cómo te sientes en general. Beber menos impactará positivamente otros aspectos de tu vida, incluidas las relaciones personales y de trabajo.
  • Beber menos reduce el riesgo de desarrollar problemas de salud graves, como cáncer, enfermedades del hígado o del corazón, y podría contribuir a reducir la presión arterial.
  • El alcohol puede contribuir al desarrollo de dificultades de salud mental, así como a empeorar los problemas existentes. Beber menos, o no beber, mejora la salud mental.
  • Reducir la cantidad y la frecuencia de la bebida y optar por alternativas bajas en calorías puede contribuir a mantener un peso y una apariencia saludables.
  • El alcohol puede afectar la calidad del sueño y dejarte con menos energía de la normal al día siguiente. Reduce la cantidad de alcohol que bebes y verás el efecto positivo en tus niveles de energía y tu capacidad de concentración.
  • Generalmente, cuando bebemos preferimos no saber cuánto dinero gastamos en alcohol. Si haces cuentas, verás que con lo que gastas en bebidas alcohólicas, podrías hacer muchas cosas que te ayuden a llevar una vida más saludable. Inscribirte a un gimnasio, ahorrar, remodelar tu casa, etc. 

Si crees que necesitas ayuda en este sentido, puedes buscar algunas estrategias para reducir el consumo de alcohol.

Lleva tu comida a la oficina

Siempre que puedas hacerlo, lleva tu comida a tu lugar de trabajo.

Sabemos que muchas personas no tienen mucho tiempo para cocinar, pero llevar una ensalada o un sándwich o quizá ese guisado que sobró del fin de semana, serán una alternativa más saludable que comer en la calle o comprar una de esas famosas sopas de microondas. 

Llevar tu comida desde casa mejorará tu vida de muchas formas:

  • Comerás de forma más saludable y consumirás menos alimentos procesados, lo que significa menos sal, menos azúcar y menos grasa.
  • Ahorrás mucho dinero.
  • Tendrás más tiempo para comer.
  • Tendrás más opciones.

Toma vacaciones

Tomar vacaciones reduce el estrés y mejora salud mental

¿Te sientes abrumada por el trabajo? ¿Sientes que tu equilibrio entre trabajo y vida personal está fuera de control? ¿Eres de las personas que acumula días de vacaciones que nunca usa? Si es así, no estás sola.

Es importante que conozcas algunos de los beneficios para la salud física y mental que tiene alejarse del trabajo por unos días para irte de vacaciones y descansar:

  • Reduce el estrés.
  • Mejorará tu salud mental
  • Se incrementará tu sentimiento de bienestar
  • Al regresar al trabajo, verás un aumento en tu concentración y productividad
  • Pasar tiempo disfrutando de la vida con tus seres queridos mejorará su relación

Así que si tienes días de vacaciones que se han ido acumulando, ¡úsalos! Alejarse del trabajo unos dìas de vez en cuando puede reducir el riesgo de ataques cardíacos, depresión y estrés.

Evita la negatividad

No hay nada peor para dañar nuestro estado de ánimo que dejarnos afectar por pensamientos, sentimientos y emociones negativas. Y, aunque tenemos el poder de controlar nuestras emociones y alterar nuestro estado de ánimo, está claro que los factores externos pueden sumergirnos en un estado negativo.

La energía negativa puede dañar tu salud y bienestar emocional y físico. Esta toxicidad puede presentarse en forma de relaciones personales, asignaciones adicionales en el trabajo y ambientes de oficina, la contaminación en el aire que respiramos y entornos de vida sucios. 

4 cosas que puedes hacer para sentirte más positiva:

  • Practica la gratitud todos los días: si cambias tus pensamientos para enfocarte en lo que tienes y lo que te hace feliz, tu cerebro seguirá notando la abundancia que hay en tu vida, dejándote con una sensación de agradecimiento y, finalmente, más feliz.
  • Practica el perdón radical: Un paso importante para evitar la negatividad es eliminar viejos resentimientos y perdonar no solo a los demás, sino también perdonarse a sí mismo. Aferrarse a viejos rencores puede bloquear tu capacidad de amar. 
  • Concéntrate en el momento presente: La negatividad surge cuando seguimos pensando sobre lo que sucedió en el pasado o nos preocupamos de más por lo que creemos que podría suceder en el futuro. Es en el momento presente donde estamos viviendo y donde podemos actuar.
  • Evita el diálogo interno negativo: A veces nos sentimos abatidos por no creer en nosotros mismos o al sentirnos demasiado asustados o inseguros por el futuro. Para superarlo, debes reconocer un inhibidor importante: la voz negativa dentro de ti que trata de mantenerte a salvo, recordándote que algo podría salir mal. Es importante ser consciente de esa voz y de cómo influye en tus pensamientos, sentimientos y comportamientos. No dejes que dirija tu vida ni dejes que te llene de preocupaciones por el pasado o miedo al futuro.

Termina las relaciones tóxicas

Esto no quiere decir que debas eliminar de tu vida a las personas por capricho, pero si tienes una pareja o amistades tóxicas, que te causan más dolor que gozo, podría ser el momento de considerar alejarte.

Ser abierto y honesto con ellos, o incluso intentar alguna forma de terapia, podría ser un buen primer paso antes de tomar medidas más drásticas.

Descansa de la tecnología

Hacemos casi todo desde nuestros teléfonos, computadoras, televisores y tabletas, por lo que una ruptura digital parece imposible (más aún en estos tiempos de pandemia), pero tomarse un break todos los días resultará en algo bueno. Te ayudará a mejorar el sueño, a aumentar tu productividad y profundizar la conexión personal con las personas que te rodean. 

No hablamos de un descanso prolongado; trata de desconectarte de los medios al menos durante 30 minutos diarios. Para lograrlo, puedes mantener tu teléfono fuera de tu recámara por la noche, dando una caminata larga sin llevar teléfono o evitando usarlo en la mesa a la hora de las comidas. 

Empieza a hacer ejercicio

Aunque creas lo contrario, ¡nunca es demasiado tarde para empezar!

Diversas investigaciones han demostrado que personas que fueron sedentarias durante la mayor parte de su vida y empezaron a hacer ejercicio en sus 40’s, 50’s e, ¡incluso en sus 60’s! redujeron el riesgo de morir prematuramente tanto como personas que habían hecho ejercicio durante toda su vida.

Así que la edad o el nunca haber hecho ejercicio son pretextos para no empezar de inmediato. Tu vida cambiará radicalmente.

Seguramente lo has escuchado infinidad de veces: hacer ejercicio regularmente es bueno para ti y te ayuda a bajar de peso. Y no es sólo eso. El ejercicio te dará muchos beneficios si lo que buscas es como tener una vida más saludable:

  • Te ayuda a controlar tu peso
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas
  • Ayuda a mantener los niveles de azúcar e insulina en niveles óptimos
  • Te ayuda a dejar de fumar
  • Tu salud mental y ánimo mejorarán
  • Ayuda a mantener en forma habilidades como el pensamiento y el aprendizaje
  • Fortalece huesos y músculos
  • Reduce el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer
  • Mejora el sueño
  • Mejora la salud sexual
  • Aumenta las probabilidades de vivir más tiempo

Como puedes ver, conviene moverse todos los días.  Como ya lo mencionamos antes, puedes empezar caminando. Tampoco tienes que ir al gimnasio, si eso no es lo tuyo. Hay muchas maneras de iniciarse en el ejercicio.

Haz una caminata, juega tenis con un amigo, ve a nadar, da un paseo en bicicleta, toma clases de yoga o sigue rutinas de ejercicio en línea.

Hacer ejercicio contribuye a llevar una vida más saludable

Lee más a menudo

Leer estimula el cerebro y mejora la función cerebral. La lectura puede ayudar a reducir el deterioro mental en la vejez y podría ayudar a mantener a raya esa espantosa enfermedad mental que es el Alzheimer. Además, aumentará exponencialmente tus conocimientos y cultura general.

Leer es un gozo. Como dicen por ahí, “con un libro, nunca estás solo”.

Si nunca has tenido el hábito de la lectura, te damos algunos tips para que puedas empezar poco a poco y vayas formando un hábito:

  • Haz una lista de los libros que siempre quisiste leer y consigue el primero
  • Empieza leyendo de 10 a 20 páginas al día
  • Establece un horario para leer todos los días
  • Cuando termines el primer libro te sentirás orgullosa y volarás conseguir el segundo

Encuentra un nuevo pasatiempo

Tener un pasatiempo que disfrutes te traerá alegría y enriquecerá tu vida. Nos brinda algo divertido que hacer durante nuestro tiempo libre y nos da la oportunidad de aprender nuevas habilidades.

Somos muy afortunados de tener tantas opciones diferentes hoy. De hecho, hay sitios web completos dedicados a pasatiempos e intereses.

La mejor manera de cultivar un nuevo pasatiempo es probar algo nuevo. El mundo está lleno de actividades maravillosas y emocionantes que podemos explorar y adoptar como propias. Lo importante es que te apasione.

Aprende a cocinar, pinta, colecciona algo, escribe, practica el senderismo, sal a tomar fotografías, toma cursos de mecánica. Lo que sea, lo importante es que sea algo que te apasione.

Tener pasatiempos nos ayuda a convertirnos en personas más interesantes, a aliviar el estrés, a cultivar la paciencia, a encontrar amistades con intereses afines, a aumentar la confianza y autoestima, a adquirir nuevas habilidades y a terminar con el aburrimiento, entre otros.

Resta importancia a lo que piensen los demás

No vale la pena que gastes tu energía dando tanta importancia a las opiniones de los demás, especialmente cuando te perjudican. Sé fiel a ti misma y atraerás a personas a las que realmente les agradas y te valoran por lo que eres.

Este punto se vuelve aún más relevante si has decidido hacer cambios para tener una vida más saludable. Siempre encontrarás resistencia. Por ello, resta importancia a lo que digan los demás.

Al final del día, la única persona que te ayudará a mejorar tu vida eres tú misma. No dejes que las opiniones de los demás te desanimen y te alejen de tu objetivo.

Entonces, ¿cómo tener una vida más saludable?

Hacer los cambios necesarios para llevar una vida más saludable no significa que hagas todos los cambios de la noche a la mañana de forma drástica. Además, es imposible.

Para empezar, elige el área que crees que tendrá el mayor impacto positivo en tu vida (puede ser cambiar tu alimentación, empezar a caminar, terminar una relación que te afecta negativamente, etc.) y empieza a implementarla, con constancia y sin bajar la guardia, todos los días.

Una vez que empieces, verás como los pequeños cambios empiezan a hacer grandes diferencias y, en poco tiempo, te verás trabajando en varios aspectos de tu vida. Lo importante es iniciar. Empieza poco a poco, pero empieza hoy mismo.

Granola B’Graan pone su granito de arena para que puedas lograr una vida más saludable:

  • Las granolas B’GRAAN son bajas en azúcar (sólo 3gr por porción)
  • 100% naturales
  • Endulzadas con miel de abeja

CONOCE NUESTRA VARIEDAD DE GRANOLAS

Cómo empezar a tener una vida más saludable

¡Únete!

Recibe en tu correo nuestras deliciosas recteas, nuevos artículos y promociones.

Comentarios

1 Comments
1 Comentario
  1. Franciska

    Esta genial el aporte. Un cordial saludo.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Stevia vs Monk Fruit ¿Cuál elegir? - Granola Bgraan - […] en día no se pretende evitar exclusivamente las enfermedades, sino tener una vida más saludable y plena en […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te gustó esta lectura?

¡Comparte este artículo!